platano fruta sexo

Orgasmo sin eyacular: otra manera de disfrutar el sexo con tu pareja

¿Se puede tener un orgasmo sin eyaculación? ¿Es nuestro cuerpo capaz de algo así? En el siguiente artículo descubriréis la forma de alcanzarlo, pero no penséis que es algo fácil, tendréis que ser constantes y practicar para aprender a controlar vuestro cuerpo y disfrutar de los placeres de esta práctica conocida como inyaculación.

Cómo tener un orgasmo sin eyacular

Orgasmo femenino sin eyacular

En el orgasmo femenino lo normal es llegar al orgasmo sin una eyaculación propiamente dicha. Hay personas que liberan líquido al llegar al orgasmo y otras no. La eyaculación femenina, a diferencia del squirt, es algo involuntario y las cantidades de líquido cambian según el individuo. Habrá quien libere unas gotitas y quien suelte bastante, aunque el placer es el mismo. 

El squirt, en cambio, sí es voluntario, pero no todos pueden hacerlo. Para alcanzarlo debes frotar el punto G femenino, que se encuentra en la zona de la vagina pegada al pubis a unos 3 o 4 centímetros de profundidad, con un movimiento de dedos similar al de “ven aquí” hasta que empieces a notar ganas de orinar. La idea es relajarse y liberar esas ganas para llevar a cabo el squirt.

Orgasmo masculino sin eyacular

En el orgasmo masculino lo natural es eyacular, así que se puede entrenar para no hacerlo. Es un proceso que requiere tiempo, así que te contamos los pasos para conseguirlo.

Controlar la respiración

Esto es algo muy importante ya que controlando bien la respiración podremos tener un mayor control de nuestras ganas de eyacular y nuestra excitación, siempre y cuando estemos concentrados. La idea es sentarnos rectos e inspirar durante 3 o 4 segundos, para luego mantener ese aire en los pulmones durante un par de segundos e ir expulsando lentamente durante otros 5 o 6 segundos. 

Ejercicios Kegel

Estos ejercicios sirven para controlar las contracciones de los músculos que nos ocurren antes de la eyaculación. ¿Cómo sé qué músculos debo fortalecer? Es muy fácil identificarlos, son los mismos que se emplean para cortar la orina cuando estás haciendo pis. Una vez aprendidos los ejercicios Kegel, tendrás controlado el segundo punto.

Mezclar los dos anteriores

Primero inspirar, luego aguantar el aire dos segundos, después hacer el ejercicio kegel y finalmente, expirar. Hazlo unas 30 veces al día e irás notando resultados con el tiempo.

Controlar la eyaculación

Debes masturbarte lentamente, siendo consciente de tu cuerpo, y cuando notes que estás a punto de eyacular, paras y vuelves a empezar hasta que lo controles. 

Todos a la vez

Empieza masturbándote tranquilamente y cuando notes las contracciones que indican que vas a terminar, céntrate en tu propia respiración y realiza los Kegel. Con práctica conseguirás tener mayor control de tus músculos y podrás alcanzar el orgasmo sin eyacular. En definitiva, el orgasmo sin eyaculación es todo un reto para los hombres, porque lleva detrás bastante práctica y aprendizaje sobre nosotros mismos, pero para las mujeres es al revés, ellas lo tienen constantemente y, si quieren tener un orgasmo con eyaculación, deben buscarlo.