top 10 bandas sonoras

Top 10 bandas sonoras

Hay sonidos que ya casi podemos tildar de icónicos si hablamos de bandas sonoras de películas, melodías que, aunque no hayamos visto el filme, nos trasladan rápidamente a estados de ánimo que las propias cintas nos han querido transmitir en imágenes. Cuando eso ocurre, el compositor ha logrado su propósito, que las emociones traspasan lo visual. Por eso, hemos elaborado un listado con las 10 bandas sonoras más escuchadas y más reconocidas, casos de éxito, torrentes de emociones que, incluso ajenos al cine, podemos reconocer prácticamente a la primera.

1. Rocky, el golpe más icónico

Bill Conti compuso este icónico tema instrumental para la banda sonora de Rocky, la epopeya de un boxeador desde los bajos fondos de Filadelfia hasta la cima del estrellato. Un tema dinámico y sonoramente potente que le valió una nominación al Óscar en 1976. Esta canción siempre irá asociada a la historia desarrollada por Sylvester Stallone que, recordemos, escribió el guion de la primera película desesperado al no conseguir trabajo como actor en otras superproducciones de la época.

2. Indiana Jones, el sonido de la aventura

Si hablamos de BSO, no podemos obviar a John Williams, el compositor estrella de Steven Spielberg. Raiders March, de la banda sonora de En Busca del arca perdida (1981) resumen en poco más de 4 minutos el espíritu de aventura que impregna una de las sagas más rentables de la historia del cine. El veterano compositor neoyorquino demostraría también con Star Wars o con E.T. la capacidad de llevarnos a otra dimensión de las emociones con composiciones en las que el viento y la orquesta casan a las mil maravillas, al más puro estilo de los veteranos compositores de fanfarrias estadounidenses, como John Philip Sousa.

3. Psicosis, los violines que cortan

Quién nos habría dicho que un violín sería capaz de reproducir sonoramente una cuchillada. Bernard Herrman lo hizo. Él puso música al clásico de Alfred Hitchcock, Psicosis, la banda sonora es tan genial que décadas después de su estreno, continúa relacionándose con lo escabroso y con las muertes violentas. Una auténtica joya de la música para películas en la que el violín es el auténtico protagonista que nos permite musicalmente introducirnos en la mente del no menos icónico personaje de Norman Bates.

4. El Padrino, los sonidos de la mafia

Un vals lánguido y decadente es el retrato sonoro que Nino Rota compuso para la saga El Padrino. Francis Ford Coppola solo dio unas pequeñas instrucciones al compositor italiano y éste elaboró un concepto musical que también hemos relacionado ya desde entonces con la mafia y sus oscuros integrantes. El reconocimiento llegaría para Rota cuando ganó el óscar en la segunda entrega de la saga de los Corleone.

5. Tiburón, el sonido terrorífico del fondo del mar

Una vez más aparece John Williams, y una vez más, como no podía ser de otra manera, con Steven Spielberg detrás. Y, por supuesto, una vez más, con los violines para hablar de melodías afiladas como los colmillos de un tiburón o el acecho de éste a sus víctimas. Una de las bandas sonoras más reconocibles de Williams con un tema logrado con solo dos notas que hizo a más de uno ponerse tremendamente nervioso.

banda sonora violín

6. La Pantera Rosa, un diamante muy sonoro

Henry Mancini era ya un brillantísimo compositor venido del jazz —como casi todos— cuando recibió el encargo de escribir el tema para una película de ladrones muy peculiares (los dibujos animados del rosado felino vinieron después). The Pink Panther se convirtió junto a Moonriver en su tema más famoso, una musical combinación de misterio, jazz neoyorquino y big band que va creciendo hasta lograr un final completamente redondo.

7. James Bond, música con licencia para espiar 

Las aventuras del agente secreto creado por Ian Fleming no serían lo mismo sin la icónica partitura de John Barry, creador de otras obras maestras como Memorias de África o Bailando con Lobos. El tema de James Bond nos reafirma la naturaleza intrépida y escurridiza del personaje. Un clásico del cine ligado a una canción no menos épica.

8. The Exorcist, o la música demoníaca que nos gustó

Las campanas tubulares de Mike Oldfield nos sirvieron para navegar en otras dimensiones. Quién nos hubiera dicho que unas simples campanas iban a servir nos para musicar una historia demoniaca. Oldfield ya había creado otra de esas piezas únicas para la historia del cine, la banda sonora de la magnífica ‘Los gritos del silencio’, demostrando una versatilidad fantástica para musicar ambientes dispares y adaptarse a lo que exigía musicalmente una historia potente.

8. Piratas del Caribe, del caos a la épica

Compuesta en una sola noche, la banda sonora de la primera entrega de la serie es un auténtico prodigio de la música para cine. Hans Zimmer es uno de los verdaderos visionarios del mundo de las bandas sonoras, capaz de combinar la electrónica y lo orgánico en una magistral proporción. El tema hay veces que parece desordenarse como el caos de esas tabernas de piratas, pero vuelve a lo épico para recordarnos la magnitud de las aventuras sobrenaturales del capitán Jack Sparrow y su pintoresca tripulación.

9. Star Wars Episodio 4, el principio de todo

En 1977 los espectadores que acudieron a ver la primera entrega de la saga galáctica quedaron alucinados con los duelos de sable láser y las impresionantes vistas de las naves cruzando el espacio, pero la música de John Williams (una vez más el neoyorquino aparece por aquí), y también se hizo única e irrepetible. Y eso que nos faltaba por llegar esa magistral Marcha Imperial de El Imperio Contraataca.

10. Lo que el viento se llevó, una historia del sur, una música universal

Y cerramos este top con todo un clásico. Max Steiner concibió una épica banda sonora para una película llena de anécdotas en su realización. El sonido grandioso y épico y la magnífica adaptación de la partitura a la narración visual de la novela de Alexandra Mitchell es extraordinario y conforma uno de los momentos más recordados de la historia del cine.

Y es que crear un ranking de bandas sonoras de películas es enormemente complejo. Su aportación al mundo del cine es absolutamente imprescindible. Y no podemos obviar otros talentos igualmente mágicos como Jerry Goldsmith y su tema para Star Trek, Howard Shore y la recreación sonora de la Tierra Media para la épica saga del Señor de los Anillos que dirigió Peter Jackson o incluso el gran Ennio Morricone y la música de los spaghetti western de Sergio Leone. Sin duda ninguna, un complicado reto para un catálogo de artistas y sonidos que conforman parte de nuestros recuerdos. Muchos de aquellos temas son, en realidad —y lo sabes bien— también la banda sonora de tu propia vida.